Agua de mar, siempre en la lucha constante hacia el bienestar

Son muchas las teorías sobre el consumo de agua de mar, desde la Grecia antigua hasta el mayor precursor René Quitón. Los avances son cada día más importantes y científicos de la Escuela de Medicina de Kochi, en Japón, han estudiado a pacientes que toman agua de alta mar, creyendo que ésta ayuda a eliminar la bacteria ‘Helicobacter Pylori’, la principal causa de las úlceras estomacales que infecta a cuatro de cada diez personas.

La bacteria daña el revestimiento del estómago, permitiendo que el ácido irrite el tejido del mismo. Todo ello puede desencadenar en episodios de indigestión, úlceras e incluso aumentar el riesgo de padecer cáncer estomacal.

aquademar-bienestar-y-salud

Ante estas situaciones existen fármacos para reducir el dolor. Sin embargo, dichos medicamentos tienen varios efectos secundarios, como dolor de cabeza, diarrea, vértigo o naúseas. Por ello, como alternativa, científicos  han demostrado que el agua del mar puede ayudar a reducir la bacteria.

Los investigadores han estudiado a 23 personas que estaban infectadas con la bacteria y han demostrado que el agua de mar redujo el número de bacterias en un 60 por ciento, en comparación con el 25 por ciento en aquellos que consumieron agua normal.

Al parecer, el agua a partir de los 200 metros de profundidad tiene altos niveles de los minerales calcio, potasio y magnesio, que afectan a la pared celular externa de las bacterias.

Para continuar con la investigación, en el Hospital de la Universidad Nacional deTaiwán 60 pacientes beberán 200 mililitros de agua de mar durante dos semanas, cuatro veces al día, una hora antes de cada comida y a la hora de dormir. A otros 60 pacientes se les dará agua normal y después compararán los resultados.

El Dr. John Mason, gastroenterólogo del Central Manchester University Hospitals NHS Foundation Trust, ha dicho: “No sabemos todavía si el número de bacterias aumentan cuando las personas dejan de beber el agua”.

Por otro lado, otros experimentos en fase inicial sugieren que el agua en alta mar puede detener el crecimiento de células de cáncer de mama. En una investigación publicada en la revista ‘International Journal of Oncology’, los científicos de Corea han añadido agua a una colección de células de cáncer en un tubo de ensayo, demostrando que el agua impidió que las células cancerígenas se multipliquen.

Se cree que afecta a los niveles de un compuesto llamado factor de crecimiento transformante beta, que está implicado en la proliferación celular.

El equipo espera utilizar el agua en ensayos más grandes, y dicen que podría ser un futuro tratamiento para la prevención de tumores de crecimiento o la propagación por todo el cuerpo.

Un paso más una razón más para beber y tener siempre con nosotros AQUA DE MAR