Consejos para “sobrellevar” la temporada de alergias

Las numerosas precipitaciones de este año van a dar lugar a una temporada primaveral en la que los niveles de polen para los alérgicos serán muy importantes. De ahí, que sea fundamental el estar preparado para este periodo y conseguir mitigar sus efectos negativos. Si estás interesado, sigue leyendo.

La alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario hacia sustancias que este considera nocivas, aunque suelen ser toleradas por la mayoría de personas. Las causas más comunes suelen ser el polen, los ácaros de polvo, las esporas de moho, la caspa de animales, alimentos, o picaduras de insectos, entre otros.

Los síntomas pueden ser goteos nasales, estornudos, picazón o sarpullidos. Es importante saber que no se nace alérgico, sino que son factores genéticos y ambientales los que desarrollan la alergia en las personas.

La campaña de este año se espera fuerte, especialmente para los afectados por las gramíneas y el olivo, por este motivo vamos a recomendar una serie de remedios que te ayudarán a sobrellevar mejor esta temporada.

 

1- Conoce la concentración de polen

 

El conocer la concentración de polen en el aire te ayudará a que tus salidas a la calle sean más llevaderas. Puedes consultarla por internet o por apps específicas que te informan de la calidad del aire. De esta manera puedes programar tus salidas y conseguirás que te afecte menos.

 

2- Usa limpiadores nasales

 

Si usas espráis nasales con agua de mar conseguirás que las partículas de polen no se queden depositadas en tus vías respiratorias. De esta manera si te haces un lavado después de salir a la calle notarás que puedes respirar mejor y las molestias van disminuyendo.

3- Aleja objetos que puedan atraer las partículas

 

Elimina del lugar donde suelas estar objetos que acumulen polvo como alfombras, peluches, cortinas de tela… Parece una tontería, pero en ocasiones son los elementos que pueden conseguir que empeoremos sin motivo aparente.

 

4- Limpia la casa con agua

Limpia el polvo con un paño húmedo. Así evitará que las partículas entren en suspensión y pululen por tu hogar dando lugar a continuos estornudos y quemazón en los ojos.

 

5- Controla el estrés

El estrés es tu peor enemigo. La alergia es un trastorno autoinmune, o lo que es lo mismo, nuestro cuerpo lucha para protegerse, con lo que el estrés (que es otra respuesta de nuestro organismo a una situación límite) puede incrementar esta fatiga.