¿Cómo eliminar los hongos en los pies?

Si eres de los que no has podido evitar la aparición de los temidos hongos en los pies debes de tener en cuenta que hay distintos tratamientos caseros que pueden aliviar tu dolencia.
Lo primero que hay que tener en cuenta al hablar de los hongos es que la humedad es su principal enemigo. Para mantenerlos a raya es fundamental que después de la ducha te seques muy bien los pies para evitar su proliferación y usar calzado que permita transpirar la zona. Esta afección puede llegar a ser muy molesta si no se toman medidas para atajarla llegando al agrietamiento, el enrojecimiento y la comezón de la zona afectada.
Una cuestión fundamental es usar un buen calzado que permita al pie estar seco y ventilado y, sobre todo en verano, bañarse con chanclas en sitios públicos.

Pero si estos consejos han llegado tarde y tus pies ya sufren de esta afección estos son los remedios naturales más comunes y eficaces:

1. Agua de Mar

El agua de mar es un potente antiséptico que desinfecta todas las zonas a las que llega. Su uso para problemas dermatológicos es muy popular ya que consigue un efecto calmante en la zona afectada y agiliza la recuperación. Es aconsejable remojar los pies en el agua de mar durante unos veinte minutos unas dos veces a la semana.


2. Vinagre blanco

El vinagre posee una importante concentración de ácidos naturales con lo que se convierte en un remedio esencial para esta dolencia. Para tomar los baños hay que diluir una taza de vinagre en un litro de agua caliente y sumergir los pies durante veinte minutos tres veces a la semana.

3. Aceite de árbol de té

Este aceite es popular por sus propiedades antisépticas y antifúngicas, por lo que es uno de los productos más usados para las infecciones por hongos. Para su aplicación hay que aplicar en la zona afectada unas cuantas gotas de aceite, dejarlo absorber y cubrirlo con un calcetín hasta el día siguiente. Se puede repetir diariamente.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es bueno para esta dolencia porque posee cualidades antisépticas y porque, a su vez, también es exfoliante. De esta manera es eficaz para eliminar células muertas y facilita la eliminación de durezas. Para su aplicación hay que mezclar el bicarbonato con un poco de agua para así crear una pasta que podemos incorporar en la zona afectada. Una vez aplicada, la dejamos reposar unos diez minutos y la enjuagamos. Se puede usar dos o tres veces por semana.


5. Vicks Vaporub

Es por todos conocido para su aplicación en casos de gripe y resfriado pero lo que poca gente conoce es su cuidado para la recuperación de los hongos y de las uñas de los pies. Hay que aplicar el producto sobre la zona afectada, cubrir con un calcetín y dejarlo actuar toda la noche. Se puede hacer una vez al día hasta que la dolencia desaparezca.

6. Limón

Es el cítrico medicinal por excelencia y en este caso también es eficaz ya que cuenta con cualidades antibacterianas que reducen la presencia de los microorganismos que causan los hongos y el agrietamiento. Para su aplicación hay que extraer el zumo de un limón y frotarlo en las zonas afectadas, dejarlo actuar durante diez minutos y enjuagar. Es recomendable repetir el proceso dos veces al día.
Estos remedios naturales pueden aliviar una afección leve causada por hongos pero si después del empleo de estas técnicas tu problema persiste no dudes en contactar con un especialista.