Empieza por el agua mineral enriquecida

Para saber qué es el agua mineral enriquecida hay que empezar conociendo que el agua de mar posee en su composición todos los elementos esenciales de la tabla periódica. Por eso, si queremos convertir cualquier agua, ya sea mineral o del grifo, en agua mineral enriquecida bastará con mezclar una cantidad de agua de mar a la anterior.

De esta manera, el agua de mar es el mejor y el más equilibrado mineralizador de cualquier agua. Así, la dilución puede ir desde un gramo por litro para lo que suelen ser las aguas minerales, hasta llegar al nivel de agua isotónica que cuenta ya con nueve gramos por litro.

Como entendemos que los porcentajes son un poco engorrosos, os aconsejamos mineralizar el agua que bebáis añadiendo un chupito de agua de mar a ésta. De este modo no se notará el sabor, pero ahí estarán todos los elementos de la tabla periódica listos para que vuestro organismo los pueda disfrutar.