Origen del Agua de Mar

Grupo Vizmaraqua, en su anhelo de encontrar el agua más pura y de mejores cualidades del litoral español, realizó varios análisis en puntos que gozaban a priori de cierta garantía para ello. Tras el estudio de los resultados obtenidos, nuestro equipo técnico se decantó por las aguas protegidas del PARQUE NATURAL CABO DE GATA.

Es este un lugar de férrea protección administrativa, muestra de ello es que el tráfico mercante está totalmente prohibido. El deportivo muy restringido y los vertidos, sean cuales sean su origen, súper controlados. Todo ello y como hemos dicho, nos indicó que este y no otro sería el lugar idóneo donde situar nuestro punto de captación y desde donde podríamos ofrecer un agua impoluta a nuestra clientela, convirtiéndolo en definitiva en nuestro manantial de salud.

Por otra parte, y cual recoge frutos del más puro azar, nos encontramos que este Parque está encuadrado dentro de una zona geográfica, denominada Mar del Alborán. Lugar donde se encuentran siete volcanes, todos ellos activos, que arrojan constantemente materia volcánica (minerales) a su entorno.

cabo_de_gata-35

Siguiendo con un cúmulo de acciones, todas ellas tan fortuitas como beneficiosas para esta agua y sus consumidores, justo aquí, una corriente procedente del atlántico (causante de la renovación del Mediterráneo y denominado efecto “upwelling”) vuelve a poner en suspensión estos minerales, facilitando de este modo la disolución e incorporación de los mismo a la estructura morfológica del agua. ¿Resultado?, un agua enriquecida de forma natural y más que cualquier agua del mercando, en Magnesio y Calcio en torno a un 12-14% más (dependiendo de la época del año).

Conocedores de todo esto, la empresa técnica contratada para tal fin y a la que se le dio exactamente cuáles eran los preceptos marinos a considerar nos indicaron el punto exacto donde debería ir instalada la cántara para la captación del agua de mar. Por ello está situada a mil trescientos metros de la costa, a una profundidad de treinta y ocho metros y aprovechando el vértice de la mentada corriente altantica que nos garantiza la viveza de nuestra agua. De esta forma y aún cuando los navíos que transita por el lugar, no tienen ni de cerca tal calado, salvamos cualquier posible accidente que pudiera ocurrir por colisión. Del mismo modo y para evitar los lodos marinos, la boca de succión está situada a una distancia de seis metros del fondo marino.

Ya, inmersos en el proceso de captación, el primer de los pasos es y mediante bombeo, hasta unas pozas instaladas a tal fin, succionar el agua y dejarla reposar durante un tiempo con la finalidad de que decante y pierda las posibles arenas, algas y pequeños pececillos que hayan podido ser arrastrados hasta ellas.

Posteriormente y tras aproximadamente una semana, el agua y también mediante bombeo, es sometida a micro filtrados en frío por dos sistemas que gozan de escrupuloso respecto a las cualidades del agua. El resultado de ambos filtrados es vertido nuevamente al mar por conciencia medio ambiental y sincronía con el ecosistema marino.

Es este el momento en el que el agua, ya micro filtrada, es trasladada a nuestros camiones cisterna (que gozan de todos los permisos y certificados para el transporte de productos alimenticios) y conducida hasta nuestra planta de envasado en Torredelcampo, un pequeño pueblo situado a 10 Km. de la ciudad de Jaén.

Ya en Torredelcampo y dentro de nuestros depósitos, el agua de mar reposa durante una semana más para que recupere su morfología inicial, antes de someterla al último de los micros filtrados en frío previo a su envasado en cualquiera de las dos líneas que tenemos instaladas. Una para la gama de PET y otra para Bag in Box, con sus extensa variedad de formatos en cada una de ellas.

Envasada y en nuestros almacenes situados en planta sótano (para preservarla de la luz y ruidos del exterior), espera su demanda  por parte de los consumidores preocupados por su alimentación como medio para preservar o recuperar la salud.

Para concluir y muy a nuestro pesar por no poder atribuirnos tan genial frase, permítanos citar al filósofo Hipócrates que dijo “Que el alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento”.