¿Quieres que tu roscón sea más sabroso?

La tradición del Roscón de Reyes en España es una de las más especiales de la Navidad y un broche de oro para culminar estas fiestas. Pero no todas las recetas de roscón son iguales. Las hay con fruta escarchada, con frutos secos, con sabores de relleno de todos los gustos, con haba, con regalos en el interior, etc… pero muchas veces nos olvidamos de lo más importante: la masa. Una buena masa será el elemento clave que nos diferenciar un buen roscón de otro que no lo es. Y nosotros tenemos el elemento fundamental que hará que su masa sea la más sabrosa, esponjosa y delicada: el agua de mar.

Roscón de Reyes

Receta de Roscón de Reyes con agua de mar

Ingredientes:

– 400 gr de harina de fuerza

– 70 gr de mantequilla en pomada

– 100 gr de azúcar

– 2 huevos

– 20 ml de ron

– 100 ml de agua de mar isotónica (diluida)

– 30 ml de leche

– Ralladura de una naranja

– 20 gr de levadura prensada

– Media cucharada de postre de agua de azahar

– Almendras fileteadas

– Fruta escarchada

– Azúcar granulado

 

Preparación:

Lo primero será hacer un volcán con la harina en un bol grande. En el agujero añadimos el azúcar, la levadura disuelta en el agua de mar, el ron, la ralladura, la leche, el agua de azahar y la mantequilla. Una vez incorporado todos estos ingredientes mezclamos despacio y le incluimos uno de los huevos. Amasamos la mezcla hasta que se mezclen todos los ingredientes en el recipiente. Cuando comprobemos que la masa es susceptible de ser moldeada a mano, ponemos harina en nuestra encimera y la trabajamos allí hasta que quede una mezcla elástica y no se pegue a la superficie. Se puede añadir harina poco a poco, pero sin pasarnos, porque no queremos que quede una masa muy seca.
Hacemos una bola con la mezcla y le hacemos un agujero en el centro para darle forma a nuestro roscón. Colocamos nuestra masa en una bandeja de horno sobre papel especial para hornear y lo dejamos fermentar como mínimo una hora.

Pasado este tiempo, precalentamos unos minutos el horno a 200 C mientras pintamos con el huevo batido que nos quedaba el roscón y lo decoramos a nuestro gusto con fruta escarchada, almendras fileteadas, azúcar glas o cualquier cosa que os guste.

Por último, horneamos el roscón entre 15 y 20 minutos a 200 C o hasta que veamos que la superficie está dorada. Dejar enfriar y rellenar al gusto.

¿Qué aporta el agua de mar a la receta?

El agua de mar es idea para esta elaboración ya que su empleo como potenciador de sabor es una de las aplicaciones más importantes de su uso en la gastronomía. Hace que los elementos sepan de manera natural y recuperen su sabor original. Por otro lado, al enriquecer la masa con este tipo de agua hará que esta sea más jugosa, más esponjosa y tarde más tiempo en endurecerse.