¿Sabes cuál es el mejor remedio para las ampollas?

Todos hemos pasado alguna vez por la mala experiencia de tener ampollas en los pies. Son tan dolorosas y molestas que pueden hasta impedir el uso de determinados calzados. Pero la solución no puede ser más sencilla, los baños en agua de mar te ayudarán a que estas heridas cicatricen más rápidamente, a la vez que te refrescarán la zona afectada.

El agua de mar, gracias a su poder antiséptico, conseguirá reducir la posibilidad de infección en la zona afectada, además que por su potestad de regeneración logrará que la herida se cure con más rapidez y el tejido se vuelva a normalizar en menor tiempo.

Pies sanos

Cómo realizar los baños de pies

Para realizar los baños correctamente es fundamental mantener los pies sumergidos en el agua de mar en un recipiente que nos permita moverlos fácilmente y esperar diez minutos para que el agua de mar haga su efecto.
Dependiendo del tipo de ampolla y de la gravedad de las mismas se aconseja realizar estas inmersiones dos o tres veces al día.

Apósitos impregnados en agua de mar

Como alternativa al baño en agua de mar otra posibilidad es la de impregnar un apósito limpio en agua de mar y mantenerlo tapando la zona afectada unos quince minutos.

¡Seguro que después de estos consejos estarás list@ para correr una maratón!